UBICACIÓN, DISEÑO Y MODALIDADES DE DEPOSITO

Este columbario se pretende ubicar en las dependencias existentes bajo el Camarín de la Virgen, con acceso desde en el claustro del patio, bajo la sacristía. El diseño del mismo ha sido desarrollado por SUNTUA, INNOVACIONES FUNERARIAS y, lejos de la frialdad de otros casos, se basa paneles o módulos compuestos por fotografías de la Santísima Virgen y elementos artísticos propios de Ella, creando un entorno agradable y acogedor que, más allá del dolor, inspire paz y confi anza en la Resurección.
Tras estos paneles, se encontrarán los loculis, compartimentos con capacidad para 4 urnas cada uno, excepto los columbarios de esquina que tendrán capacidad para 8 urnas. También se instalará un columbario común, realizado en acero inoxidable y aplacado de mármol con apertura superior para depositar las cenizas de los difuntos (sin urna).

UN REMANSO DE PAZ BAJO EL MANTO PROTECTOR DE LA VIRGEN

La Real Archicofradía de María Santísima de la Sierra ha querido brindar la posibilidad de propiciar un lugar digno y adecuado, a través de la creación de un COLUMBARIO, en el que puedan ser depositadas con toda DIGNIDAD las cenizas de los fi eles difuntos, un lugar donde poder recordarles y encomendar a la Santísima Virgen su vida eterna.

La cada vez más frecuente costumbre de la cremación, unida a la ausencia actual de legislación sobre este aspecto, hace que el destino de las cenizas de los difuntos sea variado y, a veces sorprendente, llegando en ocasiones a ser incluso inadecuado para con la memoria y respeto que merecen.

A esta circunstancia no escapa el entorno del Santuario, donde, al no estar definido un lugar para este uso, se depositan urnas o se esparcen cenizas en cualquier sitio, quizá con la mejor intención, pero que acaban en lugares inadecuados, a la vista pública, y creando un problema al medio natural en el que se depositan.

La Iglesia Católica, a través del Rito de exequias, subraya que “los católicos no deben esparcir las cenizas de un difunto después de ser cremado, ya que esa práctica, muy de moda actualmente, es contraria a la fe cristiana…”.

Por el contrario, la opción de depositar dichos restos en lugares sagrados, bendecidos, y con un aura de espiritualidad y devoción, es mucho más digna y respetuosa.

Desea recibir información

Nombre * Apellidos *
DNI * Teléfono
Email * Localidad *

Dirección *
captcha
Introduzca los caracteres